jueves, 29 de enero de 2015

Sixto Palavecino - CUIDANDO SU IDENTIDAD

Sixto Palavecino
CUIDANDO SU IDENTIDAD
EMI 1998

01. HONDAS RAICES - chacarera - Rubén Palavecino
02. PARA QUE ME HABRAS MIRADO - chacarera - Cuti Carabajal, Oscar Valles
03. DUENDECITO - vidala - Sixto Palavecino, Juan Acosta, León Gieco
04. CUIDANDO SU IDENTIDAD - Sixto Palavecino
05. KUSKA (Juntos) - escondido - Sixto Palavecino, León Gieco
06. DULCE CRIOLLA DE MI TIERRA - chacarera - Sixto Palavecino
07. PA' TATA MARTIN - chacarera - Sixto Palavecino
08. MISHQUICITÚ (Dulcecito) - gato - Sixto Palavecino, Rubén Palavecino 
09. ILUMINADA - chacarera - Sixto Palavecino
10. AÑAPITA - chacarera - Sixto Palavecino, Felipe Corpos
11. CANCION CON TODOS - canción - César Isella, Tejada Gómez
12. RAICES GUARDADAS - vidala - Sixto Palavecino, Rubén Palavecino
13. PARA VOS VIVIRE - gato - Sixto Palavecino
14. MI PARRITA - chacarera - Sixto Palavecino
15. FIESTA CHURITA - chacarera - Agustín Carabajal
16. APARICIONES SACHERAS - chacarera - Sixto Palavecino, Gabriel Conti
17. BUSCANDO EL AYER - chacarera- Rubén Palavecino
18. DOS POBREZAS - chacarera- Sixto Palavecino, Rubén Palavecino

 
Descargar

Aporte de Alberto Orozco
 



Sixto Palavecino con Coro de Cantorcitos Quichua-Castellano - CANCIONES DE NAVIDAD

Sixto Palavecino
con Coro de Cantorcitos Quichua-Castellano
CANCIONES DE NAVIDAD
Emi Odeon 1986

01. NOCHE DE PAZ - F. Gruber, Mohr
02. VILLANCICO SACHERO - Sixto y Rubén Palavecino
03. AL NIÑO LO QUIERO YO - Popular
04. QUE HERMOSO SUEÑO SOÑÉ - Carlos Carabajal, Raúl Trullenque
05. NACE EL NIÑO - popular
06. VILLANCICO DE SANTIAGO DEL ESTERO - Sixto y Rubén Palavecino, Emilio Breda
07. EL PASTORCILLO - Popular
08. LOS REYES MAGOS - A. Ramírez, F. Luna
09. LLAJTAYMANTA LLOJSERANI (Abandoné mi pago) - Sixto Palavecino, Oscar Carrizo - Solista: Marcelito Palavecino
10. ENTRA A MI HOGAR - Peteco Carabajal, Juan Carlos Carabajal
11. SACHA REYES MAGOS - Sixto y Rubén Palavecino, Lorenzo Gutiérrez
12. VILLANCICO DE LORETO - Sixto y Rubén Palavecino, Emilio Breda

Descargar

Aporte de Alberto Orozco

Sixto Palavecino y sus hijos - ANDANDO POR SALAVINA

Sixto Palavecino y sus hijos
ANDANDO POR SALAVINA
Diapason
AC 1106

(Sixto Palavecino, Carmen y Ruben Palavecino, Ruben Luna)

01. CRIOLLITA SANTIAGUEÑA - zamba - A. Chazarreta, A. Yupanqui
02. HUACKACHIARA - chacarera - S.l Palavecino
03. JUNTANDO MISTOL - gato - S. Palavecino, Felipe Corpos
04. CARNAVAL DE MI PAGO  - escondido - Hnos. Simón
05. DESTINO DE GUITARRERO - chacarera  - S. Palavecino, Felñipe Corpos
06. ANDANDO  - vidala - Hnos. Diaz
07. ME HAGO EL CHAMPI - gato - S. Palavecino
08. SALAVINA - zamba - Mario Arnedo Gallo
09. QUICHAP HUAAN (Hijo de un quichua) - triunfo - S. Palavecino
10. DE MIS PAGOS - zamba - Hnos. Avalos
11. CRUZANDO EL DULCE - gato - Montoya
12. EVOCACION SANTIAGUEÑA - zamba - José Gerez, José A. Faro


Descargar

Sixto Palavecino - SANTIAGUEÑO Y VIOLINISTO

Sixto Palavecino
SANTIAGUEÑO Y VIOLINISTO
Emi 14421
1981

01. EL CANTO DEL TERO - gato - Sixto Palavecino
02. AMPISUNAAS AMARONI - remedio - Sixto Palavecino
03. COMO EN EL ALERO - chacarera - M. Luna, Sixto Palavecino
04. RAIZ SACHERA - chacarera - Sixto Palavecino
05. VILLANCICO DE SAN FRANCISCO SOLANO - chacarera - Sixto Palavecino, E. Breda
06. CORAZON DE CARDON - gato - Sixto Palavecino, C. lobo
07. UNA Y OTRA - chacarera - Sixto Palavecino, V. Salto
08. DON FELICIANO - gato - popular
09. PORTANDO COPLAS - chacarera - Sixto Palavecino
10. TE TENGO PASION - vidala - Música popular, Sixto Palavecino, F. Corpos
11. BIRBI CHARATA - chacarera - M. Bravo
12. PA' NOMBRARTE EN CUALQUIER PARTE - chacarera - Sixto Palavecino, Rubén Palavecino

Dirección artística: Hugo Casas

Descargar

Aporte de Alberto Orozco

Sixto Palavecino - POR QUE...POR QUIEN...

Sixto Palavecino
POR QUE...POR QUIEN...



01. LA CHIMPA MACHU - chacarera - popular
02. DON ESTEBAN - gato - popular
03. SALAMANCA Y AMOR - chacarera - Sixto Palavecino, Coco Dos Santos
04. ESCONDIDO DEL UTUTO - escondido - Juan José Acosta, Juan Carlos Carabajal
05. ENTRE MIELES Y MIELES - chacarera - Sixto Palavecino, Rubén Palavecino
06. LAGRIMAS ATAMISQUEÑAS - chacarera - Sixto Palavecino, Rubén Palavecino
07. HUACKA CHIARA - chacarera - Sixto Palavecino
08. CHANGUITOS DE MI TIERRA - chacarera - Sixto Palavecino, Rubén Palavecino
09. LA JOSE JUAREZ - chacarera - popular
10. TE VOY A CONTAR UN SUEÑO - aire de chacarera - Jacinto Piedra
11. GATITO DE LA INVITACION - gato - Sixto Palavecino, Leo Dan
12. DIMENSION DE AMISTAD - chacarera - Sixto Palavecino, Rubén Palavecino

Invitados:
1. Tomás Abendaño
2. Alfredo Abalos
7. 9. Hermanitos Coronel
10.Jacinto Piedra, Hugo Casas, Peteco Carabajal, Daniel Homer
12. Leon Gieco

Descargar

Aporte de Alberto Orozco

Sixto Palavecino - Noticias del monte


Sixto Palavecino

NOTICIAS DEL MONTE
EMI ODEON 6438
1982


01. MISHQUISITU - gato -S. Palaveino, R. Palavecino
02. NOTICIAS DEL MONTE - chacarera - S. Palavecino, R. Palavecino
03. LA CALLEJERA - zamba - Hnos. Rios
04. APEGADO A MI TIERRA - chacarera - Sixto y Rubén Palavecino
05. ATAMISQUI, MISHQUI, MISHQUI - chacarera - S. Palavecino, F. Corpos
06.EL SIESTERO ESCONDIDO - L. del Carmen Torres, M. Ferreyra
07. SOY DEL MONTE - chacarera - E. Suárez
08. LA YACU-CHIRI - chacarera - E. Herrera
09. LA PEDRO CACAERES - chacarera - S. Palavecino
10. LA SACHA GUITARRA - chacarera - E. Herrera
11. HACIA TU ADIOS - zamba - W. Belloso, A. Figueroa
12. EL MUY FIESTERO - gato - S. Palavecino., J. C. Carabajal


Invitados: Las Sacha Guitarras, Carmen Palavecino  

Descargar

Sixto Palavecino - MENSAJE QUICHUA



Sixto Palavecino
MENSAJE QUICHUA
TMS 56006
1995

01. MENSAJE QUICHUA-Chacarera-Sixto Palavecino y Rubén Palavecino
02. AMPISUNAAS AMORANI (PARA CURARTE HE VENIDO-Sixto Palavecino
03. SAMBA PARA EL TIEMPO SIN AMOR-Samba-Rubén Palavecino y Sixto Palavecino
04. ZUMITAG FANI-Chacarera-Sixto Palavecino
05. SHATICU-Gato-Sixto Palavecino y Juan Acosta
06. PÁJARO CAPARILU-Escondido-Sixto Palavecino
07. CORAZONES HERMANADOS-Chacarera-Rubén Palavecino, Sixto Palavecino, Juan Acosta
08. VIOLIN DE BARRANCA-Chacarera-Rubén Palavecino, César Cisnero de la Hoz
09. VOZ DE UN SENTIMIENTO-Chacarera-Rubén Palavecino
10. CAUSAY (VIDA)-Chacarera-Rubén Palavecino
11. WAQCHA NOQA-Vidala-José Antonio Sosa
12. LEONCITO-Gato-Sixto Palavecino
13. MADRE TIERRA-Chacarera-Rubén Palavecino
14. DOMINA EL PENSAMIENTO-Chacarera-Rubén Palavecino

Grabado en STUDIO BUNKER RECORD
Técnico de sonido: ALFREDO YASINSKI / Dirección artística: EDUARDO DIAZ/ Manager personal: ALBERTO VILLALVA/ Foto: LUISITA /

Descargar

Aporte de Marfelín Carabajal

Sixto Palavecino, Los CkariHuainas

Sixto Palavecino, Los CkariHuainas



Descargar

Los Cantores de Quilla Huasi - COPLAS MADURAS

Los Cantores de Quilla Huasi
COPLAS MADURAS
Bayres Music
2008

Carlos Lastra, Paulo Passarini, Alberto Aristegui, Nelson Pérez

01. MORENA DE CALINGASTA-cueca cuyana-Ramón Navarro, Carlos Lastra
02. CORAZON DE LA POESIA-tonada-Invitado José Angel Trelles-Oscar Valles, Carlos Lastra
03. COPLAS MADURAS-milonga-Irma Lacroix, Carlos Lastra
04. CARITO-chamamé-Invitado León Gieco-León Gieco, Antonio Tarragó Ros
05. ESTAMPA DEL LITORAL-potpourrí-D. R.
06. LA AÑERA-zamba-Invitado Patricia Sosa-Atahualpa Yupanqui
07. ZAMBA PARA DON SIGLO-zamba-Juan Vian, Alberto Aristegui
08. CORAZON AL SUR-tango-Eladia Blázquez
09. LA ATAJA CAMINOS-chacarera-Canqui Chazarreta, Rodolfo Martínez
10. EL ARISCO-gato cuyano-Paulo Passerini
11. ÑANGARIPI-chamamé-Invitado: Antonio Tarragó Ros-Antonio Tarragó Ros
12. ZAMBA DEL TREBOLAR-zamba-Antonio Rodríguez Villar
13. BUENOS AIRES ES GARDEL-canción-Nelson Pérez
14. LA CUMPARSITA-tango-Gerardo Matos Rodríguez, Pascual Contursi, Enrique P. Maroni
15. CACHORRITO-zamba-Horacio Guaraní
16. EL CHE-guajira-Oscar Fresedo, Carlos Lastra
17. DESDE EL ALMA-vals-Invitado Marta Cortés-Rosita Melo, Homero Manzi

Descargar


Aporte de Norma Sosa y Alberto Orozco

Los Cantores de Quilla Huasi - CORAZON ENAMORADO

Los Cantores de Quilla Huasi
Lastra - Arristegui - Gorraiz - Nelson Pérez
CORAZON ENAMORADO
Arion
2001

01. Corazón enamorado (III versión)
02. La Villerita
03. El Secreto
04. Amores que matan
05. Si te vas (II versión)
06. El islero
07. Viejas promesas
08. Pa' la Sara Figueroa
09. La Añoradora
10. Que nadie sepa mi sufrir
11. Nadie lo sabe
12. Pongale por las hileras (IV versión)
13. Aquí Cosquín
14. P'al que se va


Descargar

Aporte de Alberto Orozco

Andrés Chazarreta - SANTIAGO DEL ESTERO

Andrés Chazarreta
SANTIAGO DEL ESTERO
RCA Víctor AVL-2124

01. Mi yesquero
02. La gorostiaguista
03. El sueño argentino
04. El barrilito
05. Tomá tenemela
06. La urpila
07. Sauce llorón
08. Una boliviana
09. Soy de Sunampa
10. Estrellita tucumana
11. A orillas del Dulce
12. Cuñataí porá
13. Flora tucumana
14. El tucumanito

Descargar

Don Andrés Chazarreta - RECORDANDO A DON ANDRES CHAZARRETA


Don Andrés Chazarreta
RECORDANDO A DON ANDRES CHAZARRETA

UN POCO DE HISTORIA.
Alla por el año 1876, el 29 de mayo. para ser mas exactos, nacía Don Andrés Chazarreta. Y fue la luz del sol santiagueño la primera en impresionar sus ojos con paisajes y emociones provincianas en sus pupilas. Desde muy niño comenzo a sentir un profundo amor por la ''patria chica'' en que había nacido, por su Santiago, esa tierra donde el espíritu de la raza fluye abundante y naturalmente a través del rico folklore que los paísanos interpretan de alma y corazón, porque es la expresión cabal de sus sentimientos, el justo verbo para sus penas y sus alegrías.
Chazarreta, enamorado de su provincia, fue siempre un apasionado por ese inapreciable tesoro musical que era la voz del pueblo, el que poco a poco se iba perdiendo sin que nada se hiciera por evitarlo. Así fue que hacía 1905, mientras recorría Santiago del Estero en el desempeño de sus funciones de inspector de escuelas, sentió la imperiosa necesidad de rescatar del olvido las puras y diafanas melodías que los nativos interpretaban con tanto sentimiento. Ese mísmo año comenzó ciclópea labor en favor de nuestra música autóctona con la recopilación de numerosos temas que luego se convertirían en éxitos de amplia repercusión nacional.
A ese primer esfuerzo siguieron años de dura lucha, pues ne era tarea fácil imponer el folklore al gran público, sacándolo de los rincones provinciales donde languidecía, mientras la sociedad los considerase como algo grosero y carente de valor cultural.Finalmente llegó la hora del triunfo: ya en 1914 Leopoldo Lugones, tras una visita que le hiciera, publicaria un artículo laudatorio en una revista francesa, dando así a la obra del esforzado santiagueño el espaldarazo del mundo intelectual. El ambiente cultural comprende su obra, su circulo se amplía y son muchos los que le ofrecen su colaboración. Alentado por esos buenos resultados emprende a fines de 1920 una gira por el norte argentino al frente de su companía. A su paso por las distintas provincias descubre en todos los públicos un enorme entusiasmo que lo mueve a intentar la conquista de Buenos Aires al año siguiente.
La gran Capital del Plata recíbe con los brazos abiertos al elenco provinciano, que se presenta en el Teatro Politeama en una temporada consagratoria. Cumplidas 150 representaciones, se traslada al Uruguay, actuando en el Teatro Solís de Montevideo, donde triunfa rotundamente.
El triunfo de Chazarreta, que es el triunfo de la música folklorica, convierte a este en un incansable andariego que recorre durante muchos años el país presentandose en la capital y en el interior con resonante éxito. Paralelamente cumple una encomiable labor recopilatoría y creadora, llegando a tener casí cuatrocientas obras recopiladas o compuestas por él, entre las que se encuentra algunas de las que forman parte de este long play, muchas de las cuales le pertenecen. Cabe agregar que la voz de Don Andrés Chazarreta se escucha en el comienzo de los temas y en algunos intermedios, lo que constituye en sí, un verdadero documento de la eterna presencia del prestigioso folklorista que nos dejara el 25 de abril de 1960.
A través de tantos años de lucha permanente, muchos recuerdos se agolparón en el corazón del gran músico, tristes o alegres, cercanos o distantes; muchos sentimientos pasarón por su corazón; pero un solo sentimiento fué siempre mas fuerte que en todo su alma; su amor por Santiago del Estero, la tierra que lo vió nacer. y Don Andrés Chazarreta, figura legendaria de nuestra música, prohombre del folklore nacional, sigue presente en el corazón de los argentinos. Oigamoslo respetuosamente, con el afecto profundo que se debe a los grandes hombres, con el cariño sincero que se tiene por las cosas de la patría, con la alegría inocente que emana de toda nuestra música...¡Escuchemos...!
(SOBRE UNA NOTA DE DARDO GOYENA).

Don Andrés Chazarreta
RECORDANDO A DON ANDRES CHAZARRETA
RCA CAL-3116

01. MI YESQERO-triunfo
02. LA GOROSTIAGUITA-zamba
03. ENSUEÑO ARGENTINO-estilo
04. EL BARRILITO-gato
05. TOMA TENEMELA-chacarera
06. LA LOPEZ PEREIRA-zamba
07. LA URPILA-ranchera
08. UNA BOLIVIANA-cueca
09. LA LORENCITA-danza quichua
10. ESTRELLITA TUCUMANA-zamba
11. A ORILLAS DEL DULCE-chacarera
12. CUÑATAI PORA-polca correntina
13. SIETE DE ABRIL-zamba
14. EL TUCUMANITO-gato

Descargar

Aporte de Alberto Orozco, dedicado a la memoria de su madre, Felipa Benicia Céspedes, quien le dejara este disco.

Andres A. Chazarreta y su Orquesta Nativa


El Escondido
47115-B El escondido- Orquesta Nativa

A lo lejos, las guitarras y el tum! tum! de las cajas anunciaban el Carnaval.
Andrés, Javier, Pedro y Roque estaban pasando unos días de vacaciones y de alegre camaradería en la finca de Domingo Herrera, en la Vuelta de la Barranca. ¡Era una barra formidable!
El vergel del Santiago de ayer, era La Vuelta de la Barranca a pocas leguas de la ciudad. Conglomerado de gente bien, de criolla y venerable estirpe, diríase que por aquel entonces era también un venerable patriarcado. El noventa por ciento de una clase de igual nivel social, que mantiene hasta hoy su nobleza, su hidalguía y su bien vivir.
Arpa, violín, guitarra y bombo, arrancan en una chacarera. Bailan los compadres: don Pedro y doña Dolo; don Segundo y doña Dominga. En la mudanza, las mujeres escobillan entre el humo de los estruendos, un ir y venir de serpentinas y una verdadera lluvia de agua florida y polvo de arroz perfumado. Es ya pasado el mediodía. La fiesta está en lo mejor. Pavos, gallinas, lechones y cabritos van saliendo del horno.
En un grupo de amigos se comenta:
—Está Chaza y sus amigos, le pediremos que toque algo para nosotros.
Y se hacen distintos grupos de sobremesa. Andrés toca la guitarra. Pese a su juventud, diestro era ya para pulsar las cuerdas. Nuevamente los músicos entran en acción: el escondido, una zamba, una chacarera. Cerca del arpa, Andrés acompaña. Tenía obsesión por la música nativa y en aquel Carnaval aprendió del ciego arpista varias piezas, entre ellas el escondido. El clásico escondido, el tradicional, el típicamente folklórico norteño que más tarde publicó en su Primer Álbum de Música Nativa.
Cuando una vez le pregunté, dónde lo había aprendido, me contestó:
—Lo aprendí del ciego Carmen, siendo muchacho, en La Vuelta de la Barranca, en una celebración del jueves de las comadres en lo de doña Dolito Herrera, la tía de domingo.

(Del Libro: El Eterno Juglar. Andrés Chazarreta, su vida y obra. Buenos Aires: Ricordi Americana-Autor: Agustín Chazarreta).-


Zamba de Vargas
47115-A Zamba de Vargas- Orquesta Nativa

Era un atardecer de la primavera del año 1896. En el patio perfumado de azahares y de madreselvas de la casona de la calle 24 de Septiembre 428, doña Agustina desgranaba las cuentas de su rosario mientras paseaba lentamente guiada por su bastón. Hacía varios años que había quedado ciega.
Las campanas de La Merced, anunciaban a la feligresía la novena de la Virgen. La casa iba quedando sola, porque uno tras otro, todos salían para la iglesia.
Unos pasos llamaron la atención de la anciana:
— ¿Sois vos hijo?
— Sí mama - y la respuesta fue coronada por un beso en la blanca cabeza de la abuela. Era Andrés, el nieto-hijo preferido de doña Agustina. Fue criado por ella al morir su madre cuando él nació. El joven maestro estaba en su primer año de ejercicio y en el atardecer en que recordamos, llegaba de la escuela.
—Termine su rosario mama y le convidaré con unos mates. Quiero llegar aunque sea al final de la novena.
Unos minutos más y abuela y nieto estaban mateando.
-Anoche desde la cama, te estaba escuchando. ¡Qué bien lo tocas a la zamba en la guitarra: Si no hubiera sido que Dios me ha quitado los ojos, la hubiera bailado de puro gusto cuando vos la tocabas.
—Al año, cuando organicemos la comparsa para el Carnaval la tocaremos para usted aquí, en este mismo patio.
—Si Dios me presta licencia, hasta entonces gozaré al escucharla. Las taboadístas mantenemos rico el recuerdo de esa zamba.
—Cuénteme mama una vez más... cuénteme lo que sabían recordar mi tío Manuel Antonio, don Ambrosio Salvatierra, el Negro Chagaray y los otros.
—Carne de gallina se me hace el cuerpo cuando me imagino aquel mediodía en el Pozo de Vargas (*). El General Taboada desesperado veía perder la batalla, Muchos eran los chilenos de Várela y poca la gente de su tropa. La Virgen de la Montonera lo tiene que haber iluminado, "¡La banda!, dicen que gritó como enloquecido. Que el piquete de Brizuela toque la zamba". Así sabía contar tu tío...
Y la voz de la anciana se quebró y sus ojos secos se mojaron con el recuerdo de Manuel Antonio —el hijo ingrato— joven guerrero del Pozo de Vargas, que al volver de la batalla se enganchó en las tropas del sur y nunca más se supo de él.
—Tome otro mate mama y perdóneme, yo tengo la culpa.
—No hijo, me gusta complacerte y me gusta recordar. Dicen que cuando nuestros soldados oyeron la zamba, hicieron coro, y fusil en mano atacaron con más bríos, ganando la batalla.
— ¿Ese fue mama, el bautismo de la zamba?
— “La zamba de Vargas", hijo!, allí fue bautizada en el campo de batalla — y canturreó una copla—
Batallón de Várela
Pozo de Vargas
la despedida es corta,
mi vida la ausencia es larga.

(El Eterno Juglar- Agustín Chazarreta)

El músico santiagueño tiene 30 años y sus "ansias de querer ser algo" —son sus palabras— no se concretan en acción que prometa alguna trascendencia. En nuestra opinión, es un pequeño episodio, nunca traído a cuentas, lo que determina la iniciación de Chazarreta.
El 10 de abril de 1906 aparece en el diario El Siglo, de Santiago, un artículo firmado por Un veterano, seudónimo del capitán Ambrosio Salvatierra.
El artículo quiere conmemorar la batalla del Pozo de Vargas que ese mismo día, 39 años antes, se libró entre las tropas de Felipe Várela —caudillo riojano alzado en armas contra la Nación, que estaba en guerra con el Paraguay— y las fuerzas leales que comandaba el general Antonio Taboada. El día 10 de abril de 1867 los ejércitos contrarios se embistieron.
Chazarreta ya ha escrito un arreglo de la zamba de Vargas, la ha estudiado en su instrumento, y la ha ejecutado en público. Declara reiteradamente que se la oyó a su abuelita Agustina. Seguramente la oyó también durante la última jira de inspección. Acababa de llegar de la campaña.
Chazarreta preparó un programa y ofreció una audición el 22 de agosto del mismo año 1906 a la noche. La zamba de Vargas fue el número principal del acto, y asegura el ejecutante que tuvo mucho éxito. Chazarreta ha pasado al pentagrama una zamba tradicional, ha hecho un arreglo para su instrumento y lo ha ejecutado en público; animado por los aplausos estudia el nuevo rumbo.

(Carlos vega- Apuntes para la historia del movimiento tradicionalista argentino”)


ZAMBA DE VARGAS
Versos de DOMINGO V. LOMBARDI

Recitado
Tan solo el clamor se escucha de la ruda montonera en que el caudillo es bandera en la fratricida lucha; lágrimas y sangre mucha corrió por cerros y llanos y allá, cuentan los paisanos, que al son de zamba triunfaron santiagueños que pelearon allá en los campos riojanos.

PRIMERA PARTE
Forman montoneros
en Pozo e Vargas,
Los manda Varela
firmen batalla;
contra los santiagueños
con gran denuedo van a pelear.
Ya don Manuel Taboada
alta su espada se ve brillar.

Atacó Varela
con gran pujanza
tocando a degüello
a sable y lanza.
Se oyen los alaridos
en el estruendo de la carga,
y ya pierden terreno
los santiagueños de Taboada.

Recitado
Cuentan de los santiagueños que al verse ya derrotados su jefe mandó tocar la zamba para animarlos y cuando vibrar oyeron la música de sus pagos volvieron cara, venciendo al ejército invasor.

SEGUNDA PARTE
Bravos santiagueños
dijo Taboada:
Vencer o la muerte
vuelvan las caras!
Por la tierra querida
demos la vida
para triunfar.
Y ahí nomás a la banda,
la vieja zamba mandó tocar.

Y en el entrevero
se oyó esta zamba
llevando sus notas
bríos al alma.
Y el triunfo consiguieron
los santiagueños y este cantar.
Para eterna memoria
Zamba de Vargas siempre será.



Santiago del Estero
37182-A Santiago del Estero - vals

Hasta 1921 fue original en Santiago el corso de la calle Mitre. Para los últimos 20 años tuvo a Chazarreta entre sus organizadores principales, junto con don Manuel González Navarro y sus casas fueron centro de esta celebración.
Las familias rivalizaban en la ornamentación de palcos y balcones. En unos baldíos se levantaban palcos para una orquesta que ejecutaba las piezas más de moda y en otro se instalaba la Banda de Música de la Policía. De 18 a 20 y de 22 a 24 horas era el horario del corso.
Serpentinas, papel picado, ramilletes de flores y pomos eran los elementos de juego. Alegres comparsas recorrían la calle, rivalizando con los carruajes lujosamente ornamentados. A medianoche, el disparo de una bomba anunciaba el final del corso y entonces recién se podía jugar con agua. Un poco más y en muchas casas se organizaban los bailes
Dicen que desde temprano la casa de los Chazarreta, en los días de Carnaval, era un verdadero campamento. Amistades de otros barrios traían canastas con comida, bebidas y bolsos con ropa.
La mejor orquesta por supuesto la tenía organizada Chazarreta para sus bailes de Carnaval. Si hubiera existido aún ese viejo hermoso patio colonial, yo creo que sus enredaderas todavía estarían impregnadas de bellas melodías de valses, mazurcas y zambas!
Así fue como el domingo de Carnaval de 1913, a la madrugada, se estrenó el vals Santiago del Estero, brindado con champagne, ejecutado y bailado hasta el cansancio como anuncio del éxito que alcanzaría a través de los años. Me parece que veo a mi padre, erguido, elegante, juvenil,
dirigir primero la orquesta y luego deslizarse airoso en el patio, rodeando galante la cintura de Isabel Orellana de Correa —una de mis tías— de especial figura y gracia para el vals.-

(Del Libro: El Eterno Juglar. Andrés Chazarreta, su vida y obra. Buenos Aires: Ricordi Americana-Autor: Agustín Chazarreta).-

Descargar

Aporte de Dardo Molina Chazarreta, nieto de Don Andrés

Walter Dávila - DE PURA ESTIRPE CUYANA


El Pucllay

Walter Dávila
DE PURA ESTIRPE CUYANA

01. PRESENTACION
02. VAMOS MI BIEN
03. AUNQUE LA VIDA SE VAYA
04. P'AL PINONO
05. EL CUMPLE DE MI NIETO
06. QUIERO TU VOZ
07. CANTO A SAN JUAN
08. ESE OFICIO DE CANTOR
09. SE METIO EN MI CORAZON
10. EL ARBOL DEL VECINO
11. PARA MARTITA UNA ZAMBA
12. QUISCALORO QUISCALORO
13. DISTANCIAS
14. POR NOMBRARLA TONADA

Descargar


(Recogido de www.taringa.net publicado por SONOMAN79)

Carlos Vega Pereda - LA ULTIMA CARRETA


Carlos Vega Pereda
LA ULTIMA CARRETA
Music Hall 2361
1972

01. LA ULTIMA CARRETA-canción sureña-José Báez, Juan Gregorio Bustos, Buenaventura Luna
02. ZAMBITA DE ACHALA-zamba-Julio Tello
03. SIEMPRE-tonada norteña-Atahualpa yupanqui
04. CUECA DE LOS PAÑUELOS-cueca-C. Solá, Carlos Vega Pereda
05. SI FUERA UN PAJARITO-gato-Julio Tello
06. EN EL DESTIERRO-estilo milonga-Buenaventura Luna
07. LA MUCHACHA DEL SECUNDARIO-zamba-Carlos Vega Pereda
08. MIS BOTAS-gato-Guillermo Teruel
09. LA ULTIMA-zamba-Víctor Ledesma, Patricio Sosa
10. QUE BESO RECUERDAS?-canción-Carlos Vega Pereda
11- POR ESO SOY CANTOR-milonga-Luis Rodríguez Armesto, Carlos Vega Pereda
12. TE DICEN LA FLOR DE CUYO-cueca-Pedro Tusali, Carlos Vega Pereda

Descargar


Aporte de Alberto Orozco

Carlos Vega Pereda - TOTALMENTE GENUINO

Carlos Vega Pereda
TOTALMENTE GENUINO
1974

01. CLAVELES MENDOCINOS - zamba - A. A. Pelaia - 9.4.74
02. VIRGEN DE LA CARRODILLA - canción vendimial - P. Herrera, H. Cuadros - 14.5.74
03. NOCHECITAS DE SAN JUAN - vals - F. A. Blanco - 30.4.74
04. LA MADRUGADA - tonada - S. Salinas - 17.4.74
05. CAMINITO DEL NORTE - cueca - R. Arancibia Laborda - 14.5.74
06. EN MI PENSAMIENTO - tonada - F. D. Palorma - 23.4.74
07. LA LLAMADORA - zamba - F. D. Palorma - 9.4.74
08. PA'L COMESARIO - cueca - Ortíz Araya - 7.5.74
09. LA TUPUNGATINA - tonada - recop. C. Tapia -23.4.74
10. A UNOS OJOS - vals - arreglo C. Montbrun Ocampos, H. Videla Flores - 30.4.74
11. EN LOS NEVADOS - canción - D. M. Canales, A. Tormo, B. Luna - 17.4.74
12. EL MARUCHO - gato - H. Cuadros, D. A. Morales - 7.5.74

Descargar

Carlos Vega Pereda - Las Heras ... Tierra De Historia Y Tradiciòn.

Las Heras ... Tierra De Historia Y Tradiciòn.
DISCO - GUÍA CULTURAL DE LAS HERAS - MENDOZA
EL CENTAURO P33158

Carlos Vega Pereda (Interprete) - Nancy Roldán (Piano) -

NOTA DE TAPA:

LA LASHERINA - Canciòn Nativa -

Divina tierra lasherina,
bello retazo que andando va
siempre con rumbo de cumbres altas
buscando estrellas para escalar.

Paisajes bellos en que se enreda
la luna llena en el jarillar,
plateada abeja que su colmena
siembra en los tajos del quebradal.

Vienen por huellas de los recuerdos,
por los caminos del guitarrear
los viejos indios de estirpe huarpe
en altas regiones de soledad.

Ruta de piedra de antiguos incas,
de oro preñada su entraña está,
cuna nativa de un Campamento,
fragua guerrera de Libertad.

Tierra sembrada con mil montañas,
hondas quebradas, piedra eternal,
por donde el Héroe cruzara un día
lleno de alforjas para sembrar.

Cerros de piedra, cal y cemento,
uvitas negras, cielo y parral
y unas mocitas todas donosas
chapecas largas y fino andar.

Zambas y cuecas, dulces tonadas,
son pentagramas de un gran cantar,
y por debajo de los parrales
dulces guitarras sus notas danj.

Cuevas, Panquehua y Las Polvaderas,
Villavicencio y El Borbollón,
La Cienaguita, lindo Uspallata,
el valle fértil tendido al sol.

Pastal, Challao y El Plumerillo,
Puente del Inca y Algarrobal,
cuentas son todas de un gran rosario,
son Las Heras canto triunfal.

Subiendo cuestas por esos cerros,
clarín de guerra se oye vibrar,
y la voz ronca de los cañones
que ayer forjara fray Luis Beltrán.

Tu nombre dice del gran Las Heras
de las victorias aliado fiel,
reposa tu alma con suave calma
bajo la guarda de San Miguel.

Fondo : ZAMBA DE LOS ADIOSES (Guastavino).

01. CLAVELES MENDOCINOS - GLOSAS -
CLAVELES MENDOCINOS - Zamba - (Letra y Música: A. A. Pelaia) -
02. EL GATO DE NIÑA - GLOSAS - EL GATO DE MI NIÑA - Gato - (Letra y Música: Carlos Vega Pereda) -
03. LOS 60 GRANADEROS - GLOSAS - LOS 60 GRANADEROS - Cueca - (Letra de H. Cuadros - Mus. de Pérez Cardozo) -
04. Y TÚ AÚN NO VENDRAS - GLOSAS - Y TÚ AÚN NO VENDRAS - CANCIÓN - Letra y Mús. Carlos Vega Pereda) -
05. YO CANTO LA MILONGA - GLOSAS - YO CANTO LA MILONGA - Milonga - (Letra de Rodríguez Arnesto) -
06. Fondo de piano - Tierra linda - (T. Francia) - Pianista Nancy Roldán -
07. El Farol de los gauchos - Glosas - El Farol de los gauchos - canción - (Flores - Pereyra) -
08. La Tupungatina - Glosas - La Tupungatina - tonada - (Recop. Cristino Tapia) -
09. Los últimos gauchos - Glosas -  Los últimos gauchos - vals - (Desojo - Montero) -
10. Clavel del aire - Glosas - Clavel del aire - tango - (F. Silva Valdes - J. De Dios Filiberto) -

con acompañamiento de Guitarra.

Descargar

Aporte de Alberto Orozco, digitalizado por Carlos Mora 

Carlos Vega Pereda - HOMENAJE A BUENAVENTURA LUNA


Carlos Vega Pereda
HOMENAJE A BUENAVENTURA LUNA

01. ZAMBA TRISTE - zamba
02. AQUI CERCA EN SANTA FE - gato
03. OTRA RAZON - tonada cuyana
04. EN LA TABERNA - media cifra
05. TODO PUEDE SER - caramba
06. VALLECITO - canción
07. CANTO AL OMBU - zamba
08. VENDI LOS BURROS - bailecito
09. LO HIZO VOLVER - villancico
10. LA CUCA SALIO A BAILAR - chacarera
11. NO JUE PA MAL - canción
12. YO SE JUGAR - cueca

Descargar

Carlos Vega Pereda - DE PAGO EN PAGO


Carlos Vega Pereda
DE PAGO EN PAGO

Hace falta a esta altura de su carrera que al lanzarse un nuevo disco de CARLOS VEGA PEREDA se pinte una semblanza en la contratapa?... estoy convencido de que no es así. Pero es lo común. Y por ello me invitaron a que lo haga. Negarse, sería como dar lugar a que lo interpreten como falta de voluntad. Y eso es lo que me sobra. Por lo que significa para el canto argentino CARLOS VEGA PEREDA. Por lo que significa como ser humano.
Por sobre todas las cosas es admirable el respeto que siente por aquellos que cimentaron el folklore argentino. Y entre ellos, la devoción por su padre espiritual: Don Buenaventura Luna. Y el reconocimiento -poco común entre los intérpretes del género- a quien él considera el primer cantor de los temas cuyanos: Carlos Gardel. Son pocos los que lo hacen, olvidando así la primera etapa de la carrera de quien luego sería embajador del tango en el mundo. Pero sin olvidar nunca la canción campera.
En simple análisis de las obras grabadas por VEGA PEREDA nos lleva a confirmar lo antedicho. Selección de auténtico folklore. Nada de la búsqueda del éxito rápido. Y así vemos desfilar ante nuestra mirada nombres como los de Andrés Chazarreta. A quien santiaguino que en su labor de recopilador rescató de un casi seguro olvido zambas, vidalas, chacareras, que ya iban entrando en el mundo que se sepulta en la distancia y en las sombras. Como Buenaventura luna, el que duerme allá en su vallecito de Huaco, en el mismo corazón de Jáchal. Tierra en la que supo andar entre hombres laboriosos, humildes y honrados. Allí donde se abren surcos de sol a sol. Donde se hace patria trabajando sobre el caballo noches y días. Donde descubrió los paisajes que pintó en sus coplas, con el calor que el zonda metió en su sangre.
La sensibilidad y el alma criolla de CARLOS VEGA PEREDA no se enmarca a esa querida tierra cuyana que florece en huecas y tonadas. Y por eso absorbe y comunica la devoción sureña de Néstor Feria. A que el que supiera adentrarnos a ese mundo al que se llega entre Marte y mate mientras seis cuerdas de una guitarra puntean una milonga.
Desgranando recuerdos, VEGA PEREDA busca en el fondo de su caja musical desentrañar el misterio de la música de aquel otro sanjuanino inolvidable: Carlos Montbrun Ocampo. El que supo hacernos ver las montañas, las estrellas, el canto del viento entre las hierbas silvestres y toda el alma de un criollo que desnudaba en hermosos poemas.
El criollo que se amamantó con cifras, estilos y milongas bajo la Cruz del Sur, Don Santiago Rocca, no podía dejar de estar entre los puntales del folklore que dan razón a la existencia trovadora de nuestro intérprete. Y su honda ciencia sureña está precisamente aquí con esa, suya inmortal obra "LA TROPILLA".
Referiremos a todos -tal el deseo de Vega Pereda- es tarea que reclama mucho espacio. Por eso vamos a de tenernos aquí. Para ir ya en busca del disco. Y decirle a cantor: "eche a volar, soñador de mi pueblo... Hermano del zorzal y de la calandria"... y en el otro de los vientos iremos desde el verde litoral hasta los soleados viñedos de Cuyo; desde las cumbres norteñas hasta el infinito de la pampa sureña. "Eche a volar que en nosotros despertaran galopes que suenan a corazón"
Luis Rodríguez Armesto


Carlos Vega Pereda
DE PAGO EN PAGO
Trova Medium MT 30005
1970

01. DE PAGO EN PAGO
02. PARA QUE
03. LA LOPEZ PEREYRA
04. LA TROPILLA
05. CANTO AL PARAGUAY
06. CAMINITO SOLEADO
07. CANCION PARA SAN LUIS
08. EN BLANCO Y NEGRO
09. EL SUEÑO
10. MI SANJUANINA
11. LAS TONADAS SON TONADAS
12. EL NIÑO DE NAVIDAD

Acompañamiento de guitarrras: Rodolfo Bianchi, Norberto Pereyra, Ricardo Silva y Santiago Bértiz

Descargar

(de "folkloredelos4rumbos")

Carlos Vega Pereda - Cassette Magenta C-9018


Carlos Vega Pereda
Cassette Magenta C-9018
1979

01. ZAMBA PARA UNA AUSENCIA-zamba-Manuel Abrodos
02. COSAS DE VIEJOS-cueca-Aldo y Juan Frutero
03. VERDE ROMERO-chaya-Velardez, Vergara
04. EL GATO DE MI NIÑA-gato-Carlos Vega Pereda
05. LINDA-zamba-Carlos Vega Pereda
06. BUENAVENTURA LUNA-tonada-Carlos Vega Pereda, Gustavo Solá
07. MI DESEO-canción-Carlos Vega Pereda
08. CANTO DE NOCHEBUENA-villancico-Carlos Vega Pereda
09. GOTITA DE MIEL-canción-Carlos Vega Pereda
10. MIS BOTAS-gato-Guillermo Teruel
11. NOCTURNA-zamba-Carlos Vega Pereda
12. ESTA NOCHE-canción-Abel A. López

Descargar

Aporte de Alberto Orozco

Carlos Vega Pereda - AQUI ESTA CARLOS VEGA PEREDA


Carlos Vega Pereda
AQUI ESTA CARLOS VEGA PEREDA
Music Hall 2320
1972

01. COQUITA Y ALCOHOL-aire puneño-Edaurdo Falú, Buenaventura Luna
02. ENTRE SAN JUAN Y MENDOZA-cueca-Carlos Montbrun Ocampo, H. Videla Flores
03. EL CABALLO BAYO-tonada-Carlos Gardel, José Razzano
04. UNA VEZ HABIA-zamba-Carlos Vega Pereda
05. SOLITO-canción-Buenaventura Luna
06. CON EL AIRE-cueca-Pedro Herrera, Buenaventura Luna
07. LA ZAMBA TRISTE-zamba-El Zarco Alejo, Buenaventura Luna
08. OTRA RAZON-tonada-Carlos Vega Pereda, Buenaventura Luna
09. VALLECITO-canción-Buenaventura Luna
10. YO SE JUGAR-cueca-Carlos Vega Pereda, Buenaventura Luna
11. LA CUCA SALIO A BAILAR-chacarera-Fernando Portal, Carlos Vega Pereda, Buenaventura Luna
12. VENDI LOS BURROS-bailecito-Antonio Tormo, Manuel Canales, Buenaventura Luna

Descargar

Aporte de Alberto Orozco

Carlos Vega Pereda - PARA USTED.


Carlos Vega Pereda
PARA USTED.
BGM, Nº 9018
1968

01. Zamba para una ausencia - Zamba (Manuel Abrodos)
02. Cosas de viejos - Cueca (Aldo y Juan Fruttero)
03. Verde romero - Chaya (Velárdez y Vergara)
04. El gato de mi niña - Gato (Carlos Vega Pereda)
05. Linda - Zamba (Carlos Vega Pereda)
06. A Buenaventura Luna - Tonada (Carlos Vega Perda y Gustavo Solá)
07. Mi deseo - Canción (Carlos Vega Pereda)
08. Canto de Nochebuena - Villancico (Carlos Vega Pereda)
09. Gotita de miel - Canción (Carlos Vega Pereda)
10. Mis botas - Gato (Guillermo Teruel)
11. Nocturna - Zamba (Carlos Vega Pereda)
12. Esta noche - Canción (José A. López)

Guitarras: Rodolfo Bianchi, Norberto Pereyra, Lorenzo Castro, Manuel Nuñez, y Angel Asis

Aporte de Luis Saavedra, portada e información proporcionada por Norma Sosa

Descargar

Carlos Vega Pereda - A MI TIERRA


Carlos Vega Pereda
A MI TIERRA

Hoy inicia su vida este nuevo sello grabador, cuya trayectoria será la de difundir los verdaderos valores argentinos.
Es por eso que eleginos para nuestra presentación a uno de nuestros artistas exclusivos en particular: a CARLOS VEGA PEREDA, quecon su voz cálida y auténticamente nativa hace florecer en canciones toda la belleza que encierra nuestra tierra.
Hombre de relevantes aptitudes, su carrera como solista se ha ido jalonando de merecidos éxitos que lo han llevado al lugar de priviligeoque ocupa; y que lo convirtieron en la "PRIMERA VOZ DEL FOLKLORE".
La Dirección de este sello siente profunda satisfacción de contar entre sus calificados artistas a CARLOS VEGA PEREDA, que por susquilates como autor e intérprete hacen que su presencia sea un orgullo para el sello Valuncha, y desean que la presentación de este disco33 doble sea un acicate para que siga produciendo auténtico Folklore Argentino, como al que nos tiene acostumbrados.
La Dirección


Carlos Vega Pereda
A MI TIERRA
Valuncha 1001
(33 doble)

01. ZAMBITA DE ACHALA - Zamba - Julio Tello
02. CUECA DE LOS PAÑUELOS - Cueca - Carlos Vega Pereda y Gustavo Solá
03. SIEMPRE - Tonada - Atahualpa Yupanqui
04. LA ULTIMA CARRETA - Canción - Buenaventura Luna, José Báez y Gregorio Bustos


Descargar

(Aporte de "EduardoArolas")

Carlos Vega Pereda - NOCHE DE ABRIL


Carlos Vega Pereda
NOCHE DE ABRIL

Se sienta frente a mi, su rostro aindiado se extiende lateralmente con su sonrisa de chico, sus ojos inquietos de franco mirar se convierten en líneas iluminadas por la más genuina alegría de vivir, y ya, con su sola presencia, me siento como si penetrara en el mágico mundo del auténtico canto de mi tierra.
Entre ambos, en el micrófono: estamos en transmisión. Sin embargo, él me habla del mismo modo que lo hace cuando estamos en un café o compartiendo un asado criollo. Y del mismo modo acaricia su guitarra, echa atrás la cabeza y canta. Es que en él no caben las poses o las dualidades. En él se fundieron-allá en el vientre materno-el hombre y el artista para vivir palpitando a la par, dentro del perímetro de su piel. También es fiel: sigue la línea de su destino de cantor sin torcerse ni aflojar. Canta las limpias y bellas canciones criollas. Y las cantaría aún cuando se quedara sólo y no tuviera escenarios, ni cámaras, ni micrófonos, porque el cantar para el no es un "oficio", sino una forma total de manifestarse y de "sentirse".
Por qué canta con toda la intención e intensidad de los idos payadores y de los viejos cantores criollos-marrones y erguidos-que no usaban el canto para protestar sino para volcar sus endechas de amor, para describir su guitarra, su pago, su pingo; para-de pronto-no sentirse solo en la inmensidad de pampa y cielo; es decir, buscarse entraña adentro, y encontrarse acompañado por todas las cosas que forman la dimensión de su mundo: su peso Patria.
Y él sigue cantando: el micrófono-infidente testigo-va recogiendo su voz, por la que transitan los duendes de centenares de gauchos que enarbolan guitarras encintadas del blanco y celeste. Él sigue cantando, allí, frente a mi, y una vez más vivo la extraña experiencia de que mis ojos vean un moderno estudio radial, y mi alma presencie un paisaje campero.
Y esto que a mí me pasa, también puede ocurrirle a usted, cuando a través de la "magia negra" de este disco sea llevado al paraje cancionero donde habita la voz de Carlos Vega Pereda... Porque todos los elementos de cabal sinceridad y acendrada fuerza nativista palpitan en ella... En esta voz que una vez finalizado el programa radial que no reuniera se aleja detras de la sonrisa de chico, en el rostro aindiado y franco de Vega Pereda, el cantor, el criollazo, el amigo. El hombre
Esteban Decoral Toselli

Carlos Vega Pereda
NOCHE DE ABRIL
EMI ODEON 5076
1976

01. NOCHE DE ABRIL-zamba-E. S. Discépolo
02. POR TUS ANTOJOS-cueca-J. Ortuvia, A. Honorato
03. ALLA EN EL QUINTO CUARTEL-tonada-recop. y arreglo literario Buenaventura Luna
04. EN EL RIELAR-aire de malambo-Carlos Vega Pereda
05. EL LISONJERO-tonada-J. R. Quiroga, Carlos Vega Pereda
06. UNA VEZ HABIA-zamba-Carlos Vega Pereda
07. NOSTALGIAS DE TU PAÑUELO-zamba-R. E. Campoamor, Carlos Vega Pereda
08. EL BESO-cueca-C. Montbrun Ocampo
09. MISTERIOS EN LA ORACION-canción pampeana-R. L. Morales, Carlos Vega Pereda
10. TU OLVIDO-vals criolloVicente Spina
11. CANTO LUNAR-estilo-C. U. Pérez Risso, Carlos Vega Pereda
12. MIRALA COMO SE VA-tonada-Saúl Salinas

Dirección Artística José A. Bello

Descargar

Aporte de Carlos Mora

Carlos Vega Pereda - LA PRIMERA VOZ DEL FOLKLORE



01. Sapo cancionero - zamba - Jorge Hugo Chagra y Nicolás Toledo
02. Con el aire - cueca - Pedro Herrera y Buenaventura Luna
03. Coquita y alcohol - aire puneño - Eduardo Falú y Buenaventura Luna
04. La sanlorenceña - zamba - Jaime Dávalos
05. Solito - canción - Buenaventura Luna
06. La fauna - chacarera - Carlos Vega Pereda y Juan Roque Bonafina
07. Una vez había - zamba - Carlos Vega Pereda
08. Mi caballo perdido - gato - René Ruiz, Jorge Torres y Araya
09. Muchachita - zamba - Carlos Vega Pereda
10. Entre San Juan y Mendoza - cueca - Carlos Montbrun Ocampo y Hernán Videla Flores
11. Mi caballo bayo - tonada - Brancatti, Gardel y Razzano con arr. de B. Luna
12. Agitando pañuelos - zamba - Los Hnos. Abalos

Descargar

Aporte de Norma Sosa

Carlos Vega Pereda - UNA VEZ HABIA


Carlos Vega Pereda
UNA VEZ HABIA
Music Hall 1173

01. Una vez había - zamba - (Carlos Vega-Pereda)
02. Con el aire - cueca - (P.Herrera-B.Luna)
03. La Sanlorenceña - zamba - (J.Dávalos)
04 . Mi caballo perdido - gato - (René Ruiz)
05. Muchachita - zamba
06. Solito - canción

(Los temas 5 y 6 no pertenecen al Simple)

Descargar

Aporte de Hebert Corbo

Carlos Vega Pereda - Simple VALUNCHA 501


Carlos Vega Pereda
Simple VALUNCHA 501

01. MUCHACHA DEL SECUNDARIO-zamba-Carlos Vega Pereda
02. SI FUERA UN PAJARITO-gato-Julio Alberto Tello

Descargar

Aporte de Alberto Orozco

Carlos Vega Pereda - PA' LA VENDIMIA



Carlos Vega Pereda
PA' LA VENDIMIA

Alguna vez un viejo sabio, don José Tamayo, me dijo que el folklore no era otra cosa que una explosión del entusiasmo ante la naturaleza, frase que a poco de pensar me hizo cambiar la casi escolástica concepción que de las expresiones populares tienen quienes se dedican al estudio integral de esta ciencia tan vieja como el mismo género humano. Indudablemente Carlos Vega Pereda es de aquellos elegidos que vienen al mundo con el entusiasmo opuesto como una segunda piel. O mejor, como un complemento inseparable del alma. De su alma. Quienes tenemos la suerte de ser sus amigos, de conocerlo fuera del escenario, donde los artistas siguen siendo lo porque así lo han determinado los duendes que manejan la vida, podemos decir que Carlos es un entusiasmo que canta. De este salteño prohijado por cuyo, región encantada donde lo han hechizado las niñas enruladas de las vides y la luna cuyana ha sido cómplice de su largo idilio con la guitarra podría contar muchas cosas pero eso es materia para un extenso y amable libro de cuentos y este espacio es sólo la contratapa de la cubierta de único. De un disco que contiene una pequeña parte del mundo entusiasmado de Carlos Vega Pereda, mi amigo. Ustedes a través de los surcos de esta placa, surcos abiertos por éste nombrado de canciones, se van a transportar hacia la mágica naturaleza de los hombres. Nombres como el sanjuanino Saúl Salinas, que de puro enamorado era cantor y poeta. La tonada "Sanjuanina de mi amor" y la canción "Una rosa para mi Rosa" salieron de su paisaje interior. De allí las toma el no superado Carlos Gardel, de quien era entrañable amigo junto al mendocino Alfredo Pelaia (el de los claveles perfumados), para grabarlas en 1910. Porque Gardel antes de abrazarse a los tangos tuvo largos amores con las tonadas cuyanas. También encontrarán a ese gigante de los sueños que fue don Buenaventura Una, padre musical de mi amigo y cuyo corazón ha volado desde Huaco para posar ser sus guitarra. No podían faltar tampoco esos bravos "Sesenta Granaderos" que Félix Perez Cardozo y don Hilario Cuadros pidieron prestados al Padre de la Patria para qué monten la voz indomable de los cantares argentinos. Canciones, cuecas, zambas, estilos y tonadas si desgranan en este disco para que Carlos Vega Pereda nos muestre a todos parte de la naturaleza por la que él es un entusiasmo que canta. Después de escuchar a mi amigo (cuando se habla de Carlos, decir amigo es llenarse la boca y el alma con un largo trago del vino añejo y decidor). Del vino que encariña. Seguramente ustedes han de convenir conmigo que el folklore no es otra cosa que una "explosión de entusiasmo ante la naturaleza"
Rodolfo Aparicio

Carlos Vega Pereda
PA' LA VENDIMIA
EMI 4280
1979

01. SANJUANINA DE MI AMOR-tonada-Saúl Salinas
02. CRIOLLITA DE MIS AMORES-zamba-Carlos Gardel, Alfredo LePera, Mario Battistella
03. GUITARRA, GUITARRA MIA-estilo-Carlos Gardel, Alfredo LePera
04. UNA ROSA PARA MI ROSA-canción-Saúl Salinas
05. DESCHALANDO-cueca-M. Diego Canales, Buenaventura Luna
06. ROSARIO DE SANTA FE-zamba-Agustín Irusta, Lito Bayardo
07. TE SUEÑO GUITARRA-vals-Carlos Vega Pereda
08. LOS SESENTA GRANADEROS-cueca-Félix Pérez Cardoso, Hilario Cuadros
09. RIOJANA MIA-vals-A. Río
10. PA' LA VENDIMIA-cueca-Acevedo Gatica

Descargar

(de fokloredeloscuatrorumbos)

miércoles, 28 de enero de 2015

Dúo Adarme Salinas - LOS ROMANTICOS DEL FOLKLORE CUYANO

Dúo Adarme Salinas
LOS ROMANTICOS DEL FOLKLORE CUYANO


01. RANCHO CUYANO - tonada - R. Mujica
02. COCHERO E' PLAZA - cueca - H. Cuadros
03. MI CABALLO PERDIDO - gato - D. Félix Palorma
04. PUENTECITO DEL RIO - vals - B. Luna, A. Tormo, R. Canales
05. TONADA CON TONADA - tonada - E. Villavicencio
06. VIRGEN DE LA CARRODILLA - canción - H. Cuadros
07. CELOSO - serenata - F. L. Carsen, Moliver, Montes
08. FLOR DE GUAYMALLEN - vals - H. Cuadros
09. MAÑANITA LORETANA - zamba - R. Del Valle
10. LOS COMPADRES - cueca - Arvoz, Narváez
11. PERO MIREN SI SERA - tonada - H. Cuadros
12. CANOITA BLANCA - valseado - R. Palmer

Guitarras: Gilo Ferreira, Francisco Maidana, Rubén Del Monte



Descargar

Aporte de Alberto Orozco, Damián Toñanez, Norma Sosa y Marfelín Carabajal

Dúo Adarme Salinas - AYER, HOY Y SIEMPRE

Dúo Adarme Salinas
AYER, HOY Y SIEMPRE

01. LA TONADA JAMAS MORIRA - tonada - E. Villavicencio
02. SI SABES TEMPLAR LAS CUERDAS-cueca-O. Valles
03. PALOMITA BLANCA-vals-Anselmo Aieta
04. OTRA RAZON-tonada-F. D. Palorma
05. YO TE CANTO MENDOZA-tonada canción-Arnaldo A. Carreño
06. PARANA EN UNA ZAMBA-zamba-A. Ramírez
07. TONADA DEL OTOÑO-tonada-J.Sosa, D. Sánchez
08. TUNA TUNITA-gato-A. Tormo, B. Luna
09. JAMAS TE PODRE OLVIDAR-chamamé-Chaloil, Jara
10. CHIQUILLADA-canción-José Carbajal
11. HOY VUELVES YA NO ERES MIA-tonada-Segundo Sosa
12. LLEGANDO A CUYO-cueca-F. D. Palorma

Jorge Fernández en guitarra

Descargar


Aporte de Damián Toñanez

Dúo Adarme Salinas - ENTRE CORDOBA Y MENDOZA

Dúo Adarme Salinas
ENTRE CORDOBA Y MENDOZA

01. EL ALERO - tonada
02. EL BUEN REMEDIO - gato
03. ENTRE CORDOBA Y MENDOZA - cueca
04. LA LLAMADORA - zamba
05. LA MONJITA - vals
06. MI CULPA MAYOR - canción
07. MI YERUTI - valseado
08. NADIE SABE QUIEN SOY YO - tonada
09. PORQUE LLORA EL CIELO - serenata
10. PORQUE USTED SE LO MERECE - tonada
11. SERENTA DE SAN CARLOS - tonada


Descargar

Aporte de Alberto Orozco

domingo, 25 de enero de 2015

Tango en Mendoza




01. Andrés Areco, Jorge De Luca, Orquesta de Francisco Colombo-Y Te Parece Todavía-2000
02. Andrés Areco & Orquesta de Francisco Colombo-El Abrojito-2000
03. Andrés Areco & Orquesta de Francisco Colombo-Sábado Inglés-2000
04. Carlos Palorma & Orquesta de Francisco Colombo-Trenzas-1997
05. Diego Valentín Flóres & Orquesta Tango Y Punto-Cristal-0000
06. Diego Valentín Flóres & Orquesta Tango Y Punto-Garúa-0000
07. Diego Valentín Flóres & Orquesta Tango Y Punto-Nieblas Del Riachuelo-0000
08. Jorge De Luca & Orquesta de Francisco Colombo-Al Compás Del Corazón-2000
09. Marcela Carrizo & Orquesta de Francisco Colombo-El Día Que Me Quieras-1997
10. Miguel Angel Herrera & Orquesta de Francisco Colombo-Naranjo En Flor-1998
11. Miguel Angel Herrera & Orquesta de Francisco Colombo-Pedacito De Cielo-1998
12. Orquesta de Francisco Colombo-Desde El Alma-1997
13. Orquesta de Francisco Colombo-La Cumparsita-1997
14. Orquesta de Francisco Colombo-Responso-1997
15. Orquesta Tango Y Punto-La Puñalada-0000
16. Pablo Marín & Orquesta de Hermanos Appiolaza-Rubias De New York-1986
17. Rubén Lagos & Ricardo Fontana & Orquesta de Hermanos Appiolaza-Cien Guitarras-1986
18. Silvia Del Olmo & Orquesta de Hermanos Appiolaza-Los Mareados-1986
19. Zaharay & Miguel Angel Herrera & Orquesta de Francisco Colombo-Caminito-1997
20. Zaharay & Orquesta de Francisco Colombo-Nada-1997

Descargar


De la colección de Juan Francisco Orrego (Cali, Colombia) publicado por el amigo Jorge en "El Tango y sus Invitados", aportado por Alberto Orozco

Varios Artistas - TANGO EN ARMONICA


Varios Artistas
TANGO EN ARMONICA

01. Carlitos Díaz - ENSUEÑO
02. Fabricio Rodríguez - EL CHOCLO
03. Fabricio Rodríguez - TAQUITO MILITAR
04. Franco Luciani y La Tropa - SUR
05. Joe Powers - CAMPO AFUERA
06. Joe Powers - EL MARNE
07. Joe Powers - ROMANCE DE BARRIO
08. Lay Mora - LOS MAREADOS
09. Lay Mora - PALOMITA BLANCA
10. Luis Saltos - ADIOS NONINO
11. Luis Saltos - EL DIA QUE ME QUIERAS
12. Luis Saltos - LA CUMPARSITA
13. Luis Saltos - LOS MAREADOS

Descargar

viernes, 16 de enero de 2015

Mercedes Sosa - LA HISTORIA - 2a. parte

Mercedes Sosa
LA HISTORIA - 2a. parte

01. Al Jardín De La República (En Vivo)
02. Del Tiempo De Mi Niñez
03. Pueblos De Gesto Antiguo
04. Volveré Siempre A San Juan
05. Volver A Los 17
06. La Estrella Azul (En vivo)
07. Canción Para Carito (En vivo 1984, León Gieco, Antonio Tarragó Ros, Peteco Carabajal)
08. Viejo Corazón
09. El Violín De Becho
10. Calle Angosta
11. Regreso A La Tonada
12. Peoncito De Estancia
13. Gracias A La Vida
14. Honrar La Vida
15. Si Llega A Ser Tucumana
16. Déjame Que Me Vaya
17. Canción Con Todos
18. Digo La Mazamorra
19. Como La Cigarra (En vivo 1982, Teatro Opera Bs. As.)
20. Todavía Cantamos

Descargar

Mercedes Sosa - LA HISTORIA

Mercedes Sosa
LA HISTORIA

01. A Monteros
02. La Flor Azul (En Vivo)
03. Los Hermanos
04. Alfonsina Y El Mar
05. La Arenosa (En Vivo)
06. Ojos Azules
07. Balderrama
08. Para Cantar He Nacido
09. Yo Vengo A Ofrecer Mi Corazón
10. Todo Cambia
11. Como Pájaros En El Aire
12. La Pomeña
13. Viejas Promesas
14. Años (En Vivo)
15. La Villerita
16. Agitando Pañuelos
17. Y Dale Alegría A Mi Corazón
18. Sólo Le Pido A Dios (En Vivo)
19. Pollerita Colorada (En Vivo)
20. María, María


Descargar

jueves, 15 de enero de 2015

Chaco Salteño - LO QUE NOS DEJO DON FRANCISCO L. SANCHEZ

Chaco Salteño
LO QUE NOS DEJO DON FRANCISCO L. SANCHEZ
Rodante RGH 20.075

01. LA VUELTA DEL VIOLINERO - chacarera - Francisco L. Sánchez
02. MI QUERIDO TARTAGAL - zamba - Isaac Saúl, Francisco L. Sánchez
03. DOMINGO SANTIAGUEÑO - Carlos Carabajal
04. QUE GATO RARO - gato  - Francisco L. Sánchez
05. CIELO DE LA BAGUALA - zamba - Daniel Toro, R. Pérez
06. EL DOLOR DE NUESTRAS VIDAS - polka - O. Paz, M. Alvarez Quiroga
07. LASGOS CAMINOS ME IRE - chacarera - Francisco L. Sánchez
08. BLANCO Y AZUL - zamba - D. R.
09. RIVADAVIA BANDA SUR - chacarera - Francisco L. Sánchez
10. GAUCHO DE FIBRA CRIOLLA - gato - Francisco L. Sánchez
11. CHACARERA A SAUCE SOLO - chacarera - M. Solorza, P. Contreras, O. Zalazar
12. QUE BELLO SUEÑO SOÑE - chacarera - Trullenque, Carabajal


Producido y Distribuido por
VICTORIA CHURQUINA
Alberdi 153 - Perico - Pcia, de jujuy
Pproductor Ejecutivo
CARLOS HUMBERTO CHURQUINA

Descargar

Aporte de Marfelín Carabajal

Chaco Salteño - VUELVE...YO SE PORQUE

(Imagen referencial, no es portada)
Chaco Salteño
VUELVE...YO SE PORQUE

01. LA MATADORA - Milicota y Ternán
02. HASTA QUE CAIGA UNA ESTRELLA - Martín Zalazar
03. GATITO PARA MI MAMA - Carabajal
04. YO SE PORQUE - Alfredo Alfonzo
05. NO TE ME ESCONDAS VIDITA - Francisco L. Sánchez
06. AMOR CHAPACO - Gilberto Rojas
07. PARA LOS TATAS DE TODOS - Francisco L. Sánchez
08. VIDALA DEL HACHADOR - Francisco L. Sánchez
09. LA VIAJERITA - Roberto Chavero
10. LA MATACA OLLERA - Francisco L. Sánchez
11. SIN UN ADIOS - Olver Salazar
12. LA HUANCHAQUEÑA - anónimo

Descargar

Famoso Conjunto CHACO SALTEÑO - ALMA DE VIOLIN


Famoso Conjunto CHACO SALTEÑO
Director: FRANCISCO LEONARDO SANCHEZ
Rodante RGH 50025

01. Alma de Violín - Zamba - F.L. Sánchez, A. Serenata Saavedra
02. La anclada - Chacarera - F.L. Sánchez, A.M. Saravia
03. Mi lindo Cafayate – Gato - Francisco L. Sánchez
04. No te me escondas vidita – Escondido - Francisco L. Sánchez
05. Zamba de la bailarina - Zamba - F.L. Sánchez, José Ríos
06. La mataca ollera – Chacarera - Francisco L. Sánchez
07. La chicharra cantora – Chacarera – F. L. Sánchez, A. M. Saravia
08. Que bicho fiero – Gato – F. L. Sánchez, Oscar A. Salomón
09. Para los pagos vallistos – Chacarera - Francisco L. Sánchez
10. La Huanchaqueña - Zamba - DR.
11. Escondete que viene mi mama – Escondido - Francisco L. Sánchez
12. La Cerrillana – Zamba - Marcos Tames, Abel M. Saravia

Producido por
VICTORIA CHURQUINA
Alberdi 153 Perico - JUJUY - RA.
Distribuido por
CARLOS HUMBERTO CHURQUINA
Tels. (087) 225287 y 240594 - Salta

INDUSTRIA ARGENTINA
Descargar

(de los cassettes de Marfelín)

Carlos Montero -Y sigo con los tangos



Carlos Montero

Juan Carlos Zamboni, verdadero nombre de Carlos Montero, nació en Buenos Aires, en 1938.
Carlos, con su corazón “siempre mirando al Sur”, es un músico y un guitarrista excepcional que, además, canta; y lo hace con eso que en el lenguaje flamenco se llama “jondura”, es decir, con una voz que le sale de lo profundo y que suena a suspiro o a desgarro del alma; voz interior percibida, en ocasiones, como lamento o quejío, y, otras veces, como confidenciaamable y amiga que adquiere, en el tono sobrio de su voz, el valor de la palabra tierna, creíble y verdadera.
En su infancia y, por supuesto, en lo que sería su futuro artístico, desempeñó un papel fundamental el barrio concreto en que nació: fue en Mataderos, barrio que en el Buenos Aires de los años treinta era un lugar fronterizo entre la pampa y la gran ciudad.
A un lado de aquel barrio –y de la casa en que nació Carlos– se encontraba el mundo y la realidad rural, con sus paisajes, sus gentes sencillas, el verde, el ganado, el gaucho y su folclore –zambas, milongas y chacareras–; al otro lado, la ciudad, el suburbio, la sed de verde, la calle, el arrabal, el bullicio, la soledad, el tango; género musical de carácter urbano y popular que el gran Discépolo definió como un pensamiento triste que se baila.
Zambas, milongas, chacareras... y tangos..., que Carlos fue integrando en su sensibilidad musical; sensibilidad reforzada, además, a través de su formación clásica, adquirida, inicialmente, en las clases particulares de guitarra que recibió en su casa, y, poco tiempo después, en el Conservatorio Nacional de Música Carlos López Bouchardo.
El hecho fue que Carlos a los cinco años ya tocaba la guitarra.
Su padre –también guitarrero, que formaba parte de un grupo musical llamado Alberto Coria y su Cuarteto– lo que más deseaba era que su hijo se dedicara exclusivamente a estudiar, pero, a pesar de sus deseos, no pudo evitar que Carlos, siendo aún muy niño, iniciara sus primeras actuaciones en público.
Una de aquellas actuaciones tuvo lugar el 5 de octubre de 1949, en un Gran Festival Artístico y Cinematográfico, organizado por la Asociación “11 de Setiembre”, en el Cine National Palace; festival en que se le anunciaba así: “El niño Juan Carlos Zamboni. Canto, acompañado en guitarra”.
“En casa había gran tradición –comentaba Carlos en el diario Madrid, el 6 de noviembre de 1971–. Era lógico que me entusiasmara con la música desde el principio. Pero fue un aprendizaje duro, porque había que vivir y ganar dinero.
Así, toqué en salas de fiestas y cabarés, en salones folclóricos y boites, cuando era todavía un adolescente. Por supuesto, con el permiso de mi padre en el bolsillo, por si la policía me encontraba a altas horas de la noche en la calle... Después, ingresé en el Conservatorio de Música, donde aprendí las normas de lo clásico, que afortunadamente no destruyeron para nada mi entusiasmo ni mi afición por el folclore [...]. En el Conservatorio aprendí lo clásico; la calle me enseñó el folclore, lo que cantaba y sigue cantando la gente”.
Hasta 1959, Carlos Montero –o, mejor, Juan Carlos Zamboni– participó en diversos grupos musicales y afianzó su carrera como solista ofreciendo recitales de canto y guitarra en los que interpretaba, sobre todo, temas folclóricos.
Uno de aquellos recitales fue, por ejemplo, el que dio, en Buenos Aires, el 9 de agosto de 1958, organizado por MEEBA, Asociación de Estudiantes y Egresados de Bellas Artes.
Aquel recital, en el que Carlos interpretó obras populares de Ariel Ramírez, de Oscar Valles, de Eduardo Falú y de Jaime Dávalos, fue presentado en los siguientes términos: “Nuestra música autóctona, expresión melancólica de ardiente sentir que anida en los sentimientos de los hombres de nuestra tierra, tiene un ferviente y expresivo cultor en el joven artista Juan Carlos Zamboni [...].
MEEBA, al brindarlo a la consideración del público amante de esas bellezas del espíritu, asegura a este joven ejecutante un lugar de privilegio entre los valores de ese género que encuentra hoy en Buenos Aires la cuna del nacimiento del Arte Folclórico”.
En 1959, con toda la experiencia artística acumulada, Carlos recibió la oferta de un conocido músico argentino, Hugo Díaz, para incorporarse a una compañía folclórica que estaba montando con la intención de emprender una gira por diferentes países europeos; entre ellos, Alemania, Bélgica y Holanda.
Carlos aceptó la propuesta e ingresó en aquella compañía, que, con el nombre de Hugo Díaz y sus Changos, integraban el propio Hugo, Victoria Díaz –su mujer–, Carlos, Alberto Cortez y un bailarín apellidado Ferreira.
Así fue como Juan Carlos Zamboni, ya con el nombre artístico de Carlos Montero –sugerido por el representante de Hugo Díaz–, viajó por primera vez a Europa para presentar un espectáculo al que llamaron Argentine National Tanz-Show.
Finalizada aquella gira europea, Hugo Díaz y Victoria regresaron a Argentina, y Carlos Montero y Alberto Cortez decidieron quedarse en Europa.
Esta decisión la motivó el gran éxito que en aquel momento había logrado Alberto con la grabación, en Bruselas, de sus primeras canciones; entre ellas, El sucu-sucu y Las palmeras; grabación realizada en noviembre de 1960, en la que Carlos le acompañó a la guitarra. Aquella circunstancia le permitió a Alberto darse a conocer por toda Europa, y empezar a ofrecer numerosos recitales, en los que Carlos Montero solía acompañarle.
En 1964, Alberto Cortez, tras contraer matrimonio con Renée Govaerts, fijó su residencia en España, y Carlos, siguiendo sus pasos, tomó la decisión de trasladarse a vivir a Madrid.
Durante varios años –en concreto, entre 1964 y 1971, y, posteriormente, siempre que se lo solicitaron–, Carlos, vinculado totalmente a la canción de autor, llegó a convertirse en uno de los más importantes arreglistas de la época; por ejemplo, prestó su sensibilidad, su maestría y su sabiduría musical a artistas como Alberto Cortez, Luis Eduardo Aute, Mari Trini, Patxi Andión, Gontzal Mendibil, Jerónimo Granda, Adolfo Celdrán, Mestisay, Luis Pastor, Pablo Guerrero, Carlos Cano y muchos más.
En 1971, tras todo ese recorrido musical, decidió grabar su primer disco, con el fin de reivindicar y actualizar el auténtico folclore de su país natal. Aquella fue una aventura apasionante, gracias, entre otras razones, a su encuentro con el poeta argentino José Alberto Santiago –ganador del premio de poesía Leopoldo Panero, y hoy lamentablemente fallecido–, que llegó a convertirse en su cómplice literario inseparable.
“Yo siempre tuve ganas de hacer un disco –le comentaba Carlos a Alberto Míguez, en la entrevista al diario Madrid antes citada– He trabajado en varias casas de discos y estoy muy relacionado con el ‘medio’. Pero necesitaba una persona que compartiera mis propias inquietudes. Yo soy un mal letrista; no soy escritor, soy músico. Hasta que un día conocí por casualidad al poeta José Alberto Santiago, que compartía mis propias inquietudes pero desde otra perspectiva: la de la literatura. Él buscaba una persona que pudiera musicalizar sus poemas. Yo buscaba una letra adecuada para mis músicas. Comenzamos a reunirnos y hablamos largo rato”.
“Primero, surgía el tema poéticamente, y, después de muchas tentativas, tensiones, discrepancias, iban saliendo la música y la letra al unísono. No se trataba, pues, de dos realidades autónomas que llegaban a unirse, sino de un solo acto de creación, realizado al mismo tiempo por dos personas. Después de la reunión, cada uno se iba a su casa y revisaba, mejoraba los textos y la música. Claro que no todas las tardes fueron inspiradas. Nos pasamos muchas horas en blanco, sin saber qué escribir ni qué inventar. Otras eran, por el contrario, tremendamente fecundas. Dependía del estado de ánimo y de la inspiración”.
Así fue como nacieron los tres primeros discos de Carlos Montero; tres obras inolvidables que se convirtieron en documentos sonoros básicos para entender y para disfrutar de la auténtica música popular argentina.
El primero se llamó De la huella (Movieplay, 1971), disco en el que, además de las canciones compuestas sobre textos de José Alberto Santiago, Carlos incluyó el tema Hacia la ausencia, de Jaime Dávalos y Eduardo Falú, y una preciosa zamba basada en un poema de Patxi Andión. Con ese disco ya en el mercado, Carlos Montero participó en el Primer Festival Internacional del Poema Musicado –también llamado Festival del Fuego–, celebrado en septiembre de 1972, en el Club Entrepicos, de la sierra madrileña.
En aquel festival, Carlos y José Alberto obtuvieron el primer premio con el tema Zamba de la pensión; canción que grabó y editó Movieplay en un single, y que inmediatamente adquirió una gran popularidad.
Los otros dos discos de Carlos, creados en colaboración con el poeta José Alberto Santiago sobre temas del folclore argentino actualizados, fueron los titulados De las raíces (Movieplay, 1973) y De allá lejos y este tiempo (Movieplay, 1976).
Sobre el valor musical y poético de estos discos resulta muy interesante el contenido de la carta que le escribió el poeta Félix Grande a Julio Cortázar, residente en aquel entonces en París, que apareció publicada en la carpeta del segundo LP de Carlos Montero –De las raíces–, y de la que me voy a permitir reproducir un fragmento:
“José Alberto Santiago –escribía Félix Grande– sigue dándole al verso, por aquí anda, y en una de ésas acertó en todo el centro a unas cuantas letras de zamba, milonga, chacarera, vidala y, sobre todo, claro, de vidalita irreparable; y como a veces es verdad que nada importante se pierde, apareció Carlos Montero, un porteño de Mataderos (¡de Mataderos, che!), agarró esas letras tan verdaderamente argentinas que hasta llevan entre sus versos unos años de expatriación, y amando mucho a su lejana partida de bautismo diseminada por toda aquella patria de provincias inmensas y caudillos norteños y del folclore impresionante, y usando de su voz que es a la vez ingenua y profesora, que es a la vez tierna y viril (si vieras qué cantor de tangos), y manejando una técnica guitarrística de estudioso del corazón, y creando melodías alucinadas, hizo con todo ello unos discos, que son, también, una partida de bautismo, un lenguaje; por eso tú, Julio, parsimonioso catador de lenguajes, imagina que en dirigible umbilical y misteriosamente llegué a París, que en silencio y sin llave y sin llamar entré en tu casa, que eché a andar este disco que se llama De las raíces con precisión tumultuosa, y que sin hacer ruido me fue cuando empezaba a sonar esa Zamba de la pensión insoportablemente hermosa o esa excepcional vidalita que ahora tú empiezas a oír desde la almohada insomne, y te levantas, y te acercas hasta esta música, y escuchas solitario, y empiezas a preparar el mate, y fumas en la oscuridad deseando suerte para vivir a estos poetas, a estos dos camaradas americanos que giran, giran, giran su amor y su nostalgia y su profundidad en este disco incontenible”.
Paralelamente al trabajo creador que hemos analizado, en el que Carlos realizó la reivindicación y la actualización del auténtico folclore rural de su país, también se propuso la necesaria recuperación de la esencia de otro género de la música popular argentina de carácter más urbano: el tango; recuperación personalísima y dignificadora que calificó como Tangos a mi manera, nombre del primer LP, grabado en 1973 por Carlos Montero y dedicado exclusivamente a ese género.
En la contraportada de la carpeta de aquel disco, Carlos escribía:
“Quiero dejar constancia de que el tango es una parte más de la música popular argentina y de que Buenos Aires es otra de las muchas regiones que le dan variedad y riqueza al folclore.
Por todo esto y a mi manera, quiero rendir un homenaje a aquellos hombres que, alrededor de los años treinta, comprendieron el peligro de la comercialidad y la cursilería que rodeaba al tango.
Gracias a sus obras, podemos gozar hoy de su autenticidad y también del peculiar lenguaje que aún se mantiene, ¡lo único quizá!, y que les da a los porteños esa particularidad que distingue a los pueblos con propias y entrañables raíces”.
Homenaje que en Tangos a mi manera se traduce en la exaltación de grandes nombres propios como Homero Manzi, Aníbal Troilo, Enrique Santos Discépolo y Mariano Mores, y en piezas hermosamente inolvidables como Cambalache, Cafetín de Buenos Aires, El último organillo, Malena, Sur y Che bandoneón.
Catorce años más tarde, sin dejar de trabajar como compositor y como arreglista, y de acompañar a la guitarra a muchos de los compañeros artistas antes citados, Carlos grabó y publicó una nueva obra, titulada Y sigo con los tangos... (Saga, 1987).
En aquel disco volvió a hacerse presente la obra de Discépolo con temas como Esta noche me emborracho, Victoria y Yira yira; y, junto a él, otros grandes creadores argentinos como Homero Expósito, Nicolás Olivari, Homero Manzi o Eladia Blázquez.
Apartir de aquel momento, la presencia discográfica de Carlos, interpretando tangos, fue permanente. Entre sus discos figuran los siguientes:
Con el tango en el bolsillo (Saga, 1989) –en el que incluye, por ejemplo, el tema Setenta balcones, de Piazzolla y Baldomero Fernández Moreno–, Perfil de tango (RTVE-RNE, 1990), un segundo disco titulado Tangos a mi manera (RTVE-RNE, 1990) –ilustrado con un magnífico retrato de Aute– y Naturalmente, tangos (Centro de la Cultura Popular Canaria, 2001).
Luis Eduardo Aute, refiriéndose a esa pasión que Carlos Montero siente y sabe transmitir con el tango, y, en general, a su extraordinaria personalidad como músico y como guitarrista, realiza este comentario:
“Me propuse conocer a Carlos, allá por el 68, después de haberlo escuchado tocar la guitarra, acompañando a otro compañero, en un programa de radio. Carlos tocaba, y toca, la guitarra como a mí me hubiera gustado hacerlo, por eso llegué a la urgente necesidad de conocer a aquel extraordinario guitarrista. A partir de aquel encuentro, se inició una amistad que daría como fruto toda una serie de discos, mis primeros discos, que contaban con la imprescindible colaboración de Carlos. Todos los arreglos de aquellas canciones eran arreglos suyos. Eran trabajos de difícil clasificación porque intentaban a toda costa salirse de la norma instrumental de aquellos años. Ahí están, como testimonio de aquel trabajo, discos como 24 canciones breves, Rito, Espuma, Sarcófago o Babel.
Pero, probablemente, la faceta oculta de Carlos, faceta que me descubrió algún tiempo después (pudores estúpidos del genio...), era la de cantante de folclore argentino y de tangos. [...] Los tangos, en la guitarra y en la voz de Carlos Montero, adquieren una nueva dimensión... Se transforman en canciones intimistas, llenas de matices que apuntan hacia nuevas vibraciones poéticas y musicales, a esa manera de entender la canción. Discépolo, Manzi, Cátulo Castillo, Cadícamo, Expósito, se descubrían, a través de la personalidad de Carlos, como los más grandes entre los grandes de la canción.
“Debo confesar, con toda sinceridad –continúa diciendo Aute–, que gracias a Carlos y sus tangos, abrí los ojos y los oídos a una ‘esencialidad’ de la manera de escribir canciones. Gracias a esos tangos..., a la manera de Carlos, empecé a aprender, y todavía sigo en el empeño, el muy difícil oficio de juntar palabras y acordes musicales con el fin de ser cantados”.
Por su parte, Moncho Alpuente, al hablar de Carlos Montero, en 1990, escribió lo siguiente:
“Carlos Montero sabe que el tango anida en los rincones oscuros de bulevares y plazuelas, folclore bastardo que se nutre de sombras, de mujeres fugaces que dejaron su huella en el empedrado. Su guitarra conjura los espíritus del tango y la milonga, al otro lado del Atlántico, y sus espíritus responden porque el viajero es un iniciado en los misterios que destilan las seis cuerdas. Su voz, como un susurro de aguardiente y nostalgia, repasa las lejanas geografías de Buenos Aires. [...]
“Carlos Montero, contemporáneo y sabio, traspasa las fronteras del tiempo y del espacio con su canción eterna, melodía de arrabal, de todos los arrabales del mundo en los que reina resucitado por su ensalmo S. M. el Tango”.
De Carlos Montero debemos decir, por último, que, en 1990, fue galardonado con el premio Gardel de Oro, otorgado por el Centro Cultural Argentino del Tango, en Buenos Aires, y que ha sido director y presentador, en Radio Nacional de España, del programa titulado La noche que me quieras.

Carlos Montero
Y SIGO CON LOS TANGOS

01. YIRA YIRA - E. S. Discépolo
02. SOLO SE QUIERE UNA VEZ - C. Frollo, Carlos V. G. Flores
03. MAQUILLAJE - H. y V. Expósito
04. SIN PIEL - Eladia Blázquez
05. VICTORIA - E. S. Discépolo
06. AFICHES - H. Expósito, A. Stampone
07. TRES ESQUINAS - Cadícamo, Attadia y D'Agostino
08. CAFETIN - H. Expósito, A. Galván
09. ESTA NOCHE ME EMBORRACHO - E. S. Discépolo
10. SEXTO PISO - H. Expósito, R. Blanco
11. LA VIOLETA - N. Olivari, C. Castillo
12. EL ULTIMO ORGANITO - H. Manzi
13. SETENTA BALCONES - A. Piazzolla, B. Fernández Moreno
14. UNA CANCION - A. Troilo, F. de Rose, Audón López, Juan M. Velich
15. UNO - E. S. Discépolo

Descargar

(Gentileza de eltangoysusinvitados.blogspot)

Carlos Montero - De las raíces

Carlos Montero
DE LAS RAICES
Movieplay
1973

01. Zamba de la pensión
02. Gato de los árboles
03. Baguala en la muerte de un gaucho del 'Chacho' Peñaloza
04. Estilo del pobre
05. Chacarera del provinciano
06. Vidalita del no estar
07. El 'trompezao'
08. La despedida
09. Cifra para un regreso
10. Milonga del cantor

Descargar


Carlos Montero - DE LA HUELLA


Carlos Montero
DE LA HUELLA
Movieplay
1972

01. MILONGA DE OTOÑO
02. HACIA LA AUSENCIA
03. VIDALA DE LA SEQUIA
04. CHACARERA DEL CORDOBES
05. EL TATA JUAN
06. ZAMBA SIN DESPEDIDA
07. MILONGA DEL ''A VECES''
08. VIDALA DE LA AUSENCIA
09. ZAMBA
10. HUELLA PARA ECHARSE AL CAMPO

Descargar

Carlos Montero - De allá lejos y este tiempo

Carlos Montero
DE ALLA LEJOS Y ESTE TIEMPO
1976

01. Milonga del canto triste
02. Chaya del solo
03. Campo
04. Zamba de la Elda
05. Coplas del divertido
06. La riojanita
07. Vals criollo
08. Cielo de los avenidos
09. Preludio No1
10. Tonadas del amor viejo

Descargar

Carlos Montero

Carlos Montero

por Fernando G. Lucini el 03/10/2008 
Juan Carlos Zamboni, verdadero nombre de Carlos Montero, nació en Buenos Aires, en 1938.

Carlos, con su corazón “siempre mirando al Sur”, es un músico y un guitarrista excepcional que, además, canta; y lo hace con eso que en el lenguaje flamenco se llama “jondura”, es decir, con una voz que le sale de lo profundo y que suena a suspiro o a desgarro del alma; voz interior percibida, en ocasiones, como lamento o quejío, y, otras veces, como confidencia amable y amiga que adquiere, en el tono sobrio de su voz, el valor de la palabra tierna, creíble y verdadera.

En su infancia y, por supuesto, en lo que sería su futuro artístico, desempeñó un papel fundamental el barrio concreto en que nació: fue en Mataderos, barrio que en el Buenos Aires de los años treinta era un lugar fronterizo entre la pampa y la gran ciudad.

A un lado de aquel barrio –y de la casa en que nació Carlos– se encontraba el mundo y la realidad rural, con sus paisajes, sus gentes sencillas, el verde, el ganado, el gaucho y su folclore –zambas, milongas y chacareras–; al otro lado, la ciudad, el suburbio, la sed de verde, la calle, el arrabal, el bullicio, la soledad, el tango; género musical de carácter urbano y popular que el gran Discépolo definió como un pensamiento triste que se baila.

Zambas, milongas, chacareras... y tangos..., que Carlos fue integrando en su sensibilidad musical; sensibilidad reforzada, además, a través de su formación clásica, adquirida, inicialmente, en las clases particulares de guitarra que recibió en su casa, y, poco tiempo después, en el Conservatorio Nacional de Música Carlos López Bouchardo.

El hecho fue que Carlos a los cinco años ya tocaba la guitarra.

Su padre –también guitarrero, que formaba parte de un grupo musical llamado Alberto Coria y su Cuarteto– lo que más deseaba era que su hijo se dedicara exclusivamente a estudiar, pero, a pesar de sus deseos, no pudo evitar que Carlos, siendo aún muy niño, iniciara sus primeras actuaciones en público.

Una de aquellas actuaciones tuvo lugar el 5 de octubre de 1949, en un Gran Festival Artístico y Cinematográfico, organizado por la Asociación “11 de Setiembre”, en el Cine National Palace; festival en que se le anunciaba así: “El niño Juan Carlos Zamboni. Canto, acompañado en guitarra”.

“En casa había gran tradición –comentaba Carlos en el diario Madrid, el 6 de noviembre de 1971–. Era lógico que me entusiasmara con la música desde el principio. Pero fue un aprendizaje duro, porque había que vivir y ganar dinero.

Así, toqué en salas de fiestas y cabarés, en salones folclóricos y boites, cuando era todavía un adolescente. Por supuesto, con el permiso de mi padre en el bolsillo, por si la policía me encontraba a altas horas de la noche en la calle... Después, ingresé en el Conservatorio de Música, donde aprendí las normas de lo clásico, que afortunadamente no destruyeron para nada mi entusiasmo ni mi afición por el folclore [...]. En el Conservatorio aprendí lo clásico; la calle me enseñó el folclore, lo que cantaba y sigue cantando la gente”.

Hasta 1959, Carlos Montero –o, mejor, Juan Carlos Zamboni– participó en diversos grupos musicales y afianzó su carrera como solista ofreciendo recitales de canto y guitarra en los que interpretaba, sobre todo, temas folclóricos.

Uno de aquellos recitales fue, por ejemplo, el que dio, en Buenos Aires, el 9 de agosto de 1958, organizado por MEEBA, Asociación de Estudiantes y Egresados de Bellas Artes.

Aquel recital, en el que Carlos interpretó obras populares de Ariel Ramírez, de Oscar Valles, de Eduardo Falú y de Jaime Dávalos, fue presentado en los siguientes términos: “Nuestra música autóctona, expresión melancólica de ardiente sentir que anida en los sentimientos de los hombres de nuestra tierra, tiene un ferviente y expresivo cultor en el joven artista Juan Carlos Zamboni [...].

MEEBA, al brindarlo a la consideración del público amante de esas bellezas del espíritu, asegura a este joven ejecutante un lugar de privilegio entre los valores de ese género que encuentra hoy en Buenos Aires la cuna del nacimiento del Arte Folclórico”.

En 1959, con toda la experiencia artística acumulada, Carlos recibió la oferta de un conocido músico argentino, Hugo Díaz, para incorporarse a una compañía folclórica que estaba montando con la intención de emprender una gira por diferentes países europeos; entre ellos, Alemania, Bélgica y Holanda.

Carlos aceptó la propuesta e ingresó en aquella compañía, que, con el nombre de Hugo Díaz y sus Changos, integraban el propio Hugo, Victoria Díaz –su mujer–, Carlos, Alberto Cortez y un bailarín apellidado Ferreira.

Así fue como Juan Carlos Zamboni, ya con el nombre artístico de Carlos Montero –sugerido por el representante de Hugo Díaz–, viajó por primera vez a Europa para presentar un espectáculo al que llamaron Argentine National Tanz-Show.

Finalizada aquella gira europea, Hugo Díaz y Victoria regresaron a Argentina, y Carlos Montero y Alberto Cortez decidieron quedarse en Europa.

Esta decisión la motivó el gran éxito que en aquel momento había logrado Alberto con la grabación, en Bruselas, de sus primeras canciones; entre ellas, El sucu-sucu y Las palmeras; grabación realizada en noviembre de 1960, en la que Carlos le acompañó a la guitarra. Aquella circunstancia le permitió a Alberto darse a conocer por toda Europa, y empezar a ofrecer numerosos recitales, en los que Carlos Montero solía acompañarle.

En 1964, Alberto Cortez, tras contraer matrimonio con Renée Govaerts, fijó su residencia en España, y Carlos, siguiendo sus pasos, tomó la decisión de trasladarse a vivir a Madrid.

Durante varios años –en concreto, entre 1964 y 1971, y, posteriormente, siempre que se lo solicitaron–, Carlos, vinculado totalmente a la canción de autor, llegó a convertirse en uno de los más importantes arreglistas de la época; por ejemplo, prestó su sensibilidad, su maestría y su sabiduría musical a artistas como Alberto Cortez, Luis Eduardo Aute, Mari Trini, Patxi Andión, Gontzal Mendibil, Jerónimo Granda, Adolfo Celdrán, Mestisay, Luis Pastor, Pablo Guerrero, Carlos Cano y muchos más.

En 1971, tras todo ese recorrido musical, decidió grabar su primer disco, con el fin de reivindicar y actualizar el auténtico folclore de su país natal. Aquella fue una aventura apasionante, gracias, entre otras razones, a su encuentro con el poeta argentino José Alberto Santiago –ganador del premio de poesía Leopoldo Panero, y hoy lamentablemente fallecido–, que llegó a convertirse en su cómplice literario inseparable.

“Yo siempre tuve ganas de hacer un disco –le comentaba Carlos a Alberto Míguez, en la entrevista al diario Madrid antes citada– He trabajado en varias casas de discos y estoy muy relacionado con el ‘medio’. Pero necesitaba una persona que compartiera mis propias inquietudes. Yo soy un mal letrista; no soy escritor, soy músico. Hasta que un día conocí por casualidad al poeta José Alberto Santiago, que compartía mis propias inquietudes pero desde otra perspectiva: la de la literatura. Él buscaba una persona que pudiera musicalizar sus poemas. Yo buscaba una letra adecuada para mis músicas. Comenzamos a reunirnos y hablamos largo rato”.

“Primero, surgía el tema poéticamente, y, después de muchas tentativas, tensiones, discrepancias, iban saliendo la música y la letra al unísono. No se trataba, pues, de dos realidades autónomas que llegaban a unirse, sino de un solo acto de creación, realizado al mismo tiempo por dos personas. Después de la reunión, cada uno se iba a su casa y revisaba, mejoraba los textos y la música. Claro que no todas las tardes fueron inspiradas. Nos pasamos muchas horas en blanco, sin saber qué escribir ni qué inventar. Otras eran, por el contrario, tremendamente fecundas. Dependía del estado de ánimo y de la inspiración”.

Así fue como nacieron los tres primeros discos de Carlos Montero; tres obras inolvidables que se convirtieron en documentos sonoros básicos para entender y para disfrutar de la auténtica música popular argentina.

El primero se llamó De la huella (Movieplay, 1971), disco en el que, además de las canciones compuestas sobre textos de José Alberto Santiago, Carlos incluyó el tema Hacia la ausencia, de Jaime Dávalos y Eduardo Falú, y una preciosa zamba basada en un poema de Patxi Andión. Con ese disco ya en el mercado, Carlos Montero participó en el Primer Festival Internacional del Poema Musicado –también llamado Festival del Fuego–, celebrado en septiembre de 1972, en el Club Entrepicos, de la sierra madrileña.

En aquel festival, Carlos y José Alberto obtuvieron el primer premio con el tema Zamba de la pensión; canción que grabó y editó Movieplay en un single, y que inmediatamente adquirió una gran popularidad.

Los otros dos discos de Carlos, creados en colaboración con el poeta José Alberto Santiago sobre temas del folclore argentino actualizados, fueron los titulados De las raíces (Movieplay, 1973) y De allá lejos y este tiempo (Movieplay, 1976).

Sobre el valor musical y poético de estos discos resulta muy interesante el contenido de la carta que le escribió el poeta Félix Grande a Julio Cortázar, residente en aquel entonces en París, que apareció publicada en la carpeta del segundo LP de Carlos Montero –De las raíces–, y de la que me voy a permitir reproducir un fragmento:

“José Alberto Santiago –escribía Félix Grande– sigue dándole al verso, por aquí anda, y en una de ésas acertó en todo el centro a unas cuantas letras de zamba, milonga, chacarera, vidala y, sobre todo, claro, de vidalita irreparable; y como a veces es verdad que nada importante se pierde, apareció Carlos Montero, un porteño de Mataderos (¡de Mataderos, che!), agarró esas letras tan verdaderamente argentinas que hasta llevan entre sus versos unos años de expatriación, y amando mucho a su lejana partida de bautismo diseminada por toda aquella patria de provincias inmensas y caudillos norteños y del folclore impresionante, y usando de su voz que es a la vez ingenua y profesora, que es a la vez tierna y viril (si vieras qué cantor de tangos), y manejando una técnica guitarrística de estudioso del corazón, y creando melodías alucinadas, hizo con todo ello unos discos, que son, también, una partida de bautismo, un lenguaje; por eso tú, Julio, parsimonioso catador de lenguajes, imagina que en dirigible umbilical y misteriosamente llegué a París, que en silencio y sin llave y sin llamar entré en tu casa, que eché a andar este disco que se llama De las raíces con precisión tumultuosa, y que sin hacer ruido me fue cuando empezaba a sonar esa Zamba de la pensión insoportablemente hermosa o esa excepcional vidalita que ahora tú empiezas a oír desde la almohada insomne, y te levantas, y te acercas hasta esta música, y escuchas solitario, y empiezas a preparar el mate, y fumas en la oscuridad deseando suerte para vivir a estos poetas, a estos dos camaradas americanos que giran, giran, giran su amor y su nostalgia y su profundidad en este disco incontenible”.

Paralelamente al trabajo creador que hemos analizado, en el que Carlos realizó la reivindicación y la actualización del auténtico folclore rural de su país, también se propuso la necesaria recuperación de la esencia de otro género de la música popular argentina de carácter más urbano: el tango; recuperación personalísima y dignificadora que calificó como Tangos a mi manera, nombre del primer LP, grabado en 1973 por Carlos Montero y dedicado exclusivamente a ese género.

En la contraportada de la carpeta de aquel disco, Carlos escribía:

“Quiero dejar constancia de que el tango es una parte más de la música popular argentina y de que Buenos Aires es otra de las muchas regiones que le dan variedad y riqueza al folclore.

Por todo esto y a mi manera, quiero rendir un homenaje a aquellos hombres que, alrededor de los años treinta, comprendieron el peligro de la comercialidad y la cursilería que rodeaba al tango.

Gracias a sus obras, podemos gozar hoy de su autenticidad y también del peculiar lenguaje que aún se mantiene, ¡lo único quizá!, y que les da a los porteños esa particularidad que distingue a los pueblos con propias y entrañables raíces”.

Homenaje que en Tangos a mi manera se traduce en la exaltación de grandes nombres propios como Homero Manzi, Aníbal Troilo, Enrique Santos Discépolo y Mariano Mores, y en piezas hermosamente inolvidables como Cambalache, Cafetín de Buenos Aires, El último organillo, Malena, Sur y Che bandoneón.

Catorce años más tarde, sin dejar de trabajar como compositor y como arreglista, y de acompañar a la guitarra a muchos de los compañeros artistas antes citados, Carlos grabó y publicó una nueva obra, titulada Y sigo con los tangos... (Saga, 1987).

En aquel disco volvió a hacerse presente la obra de Discépolo con temas como Esta noche me emborracho, Victoria y Yira yira; y, junto a él, otros grandes creadores argentinos como Homero Expósito, Nicolás Olivari, Homero Manzi o Eladia Blázquez.

Apartir de aquel momento, la presencia discográfica de Carlos, interpretando tangos, fue permanente. Entre sus discos figuran los siguientes:

Con el tango en el bolsillo (Saga, 1989) –en el que incluye, por ejemplo, el tema Setenta balcones, de Piazzolla y Baldomero Fernández Moreno–, Perfil de tango (RTVE-RNE, 1990), un segundo disco titulado Tangos a mi manera (RTVE-RNE, 1990) –ilustrado con un magnífico retrato de Aute– y Naturalmente, tangos (Centro de la Cultura Popular Canaria, 2001).

Luis Eduardo Aute, refiriéndose a esa pasión que Carlos Montero siente y sabe transmitir con el tango, y, en general, a su extraordinaria personalidad como músico y como guitarrista, realiza este comentario:

“Me propuse conocer a Carlos, allá por el 68, después de haberlo escuchado tocar la guitarra, acompañando a otro compañero, en un programa de radio. Carlos tocaba, y toca, la guitarra como a mí me hubiera gustado hacerlo, por eso llegué a la urgente necesidad de conocer a aquel extraordinario guitarrista. A partir de aquel encuentro, se inició una amistad que daría como fruto toda una serie de discos, mis primeros discos, que contaban con la imprescindible colaboración de Carlos. Todos los arreglos de aquellas canciones eran arreglos suyos. Eran trabajos de difícil clasificación porque intentaban a toda costa salirse de la norma instrumental de aquellos años. Ahí están, como testimonio de aquel trabajo, discos como 24 canciones breves, Rito, Espuma, Sarcófago o Babel.

Pero, probablemente, la faceta oculta de Carlos, faceta que me descubrió algún tiempo después (pudores estúpidos del genio...), era la de cantante de folclore argentino y de tangos. [...] Los tangos, en la guitarra y en la voz de Carlos Montero, adquieren una nueva dimensión... Se transforman en canciones intimistas, llenas de matices que apuntan hacia nuevas vibraciones poéticas y musicales, a esa manera de entender la canción. Discépolo, Manzi, Cátulo Castillo, Cadícamo, Expósito, se descubrían, a través de la personalidad de Carlos, como los más grandes entre los grandes de la canción.

“Debo confesar, con toda sinceridad –continúa diciendo Aute–, que gracias a Carlos y sus tangos, abrí los ojos y los oídos a una ‘esencialidad’ de la manera de escribir canciones. Gracias a esos tangos..., a la manera de Carlos, empecé a aprender, y todavía sigo en el empeño, el muy difícil oficio de juntar palabras y acordes musicales con el fin de ser cantados”.

Por su parte, Moncho Alpuente, al hablar de Carlos Montero, en 1990, escribió lo siguiente:

“Carlos Montero sabe que el tango anida en los rincones oscuros de bulevares y plazuelas, folclore bastardo que se nutre de sombras, de mujeres fugaces que dejaron su huella en el empedrado. Su guitarra conjura los espíritus del tango y la milonga, al otro lado del Atlántico, y sus espíritus responden porque el viajero es un iniciado en los misterios que destilan las seis cuerdas. Su voz, como un susurro de aguardiente y nostalgia, repasa las lejanas geografías de Buenos Aires. [...]

“Carlos Montero, contemporáneo y sabio, traspasa las fronteras del tiempo y del espacio con su canción eterna, melodía de arrabal, de todos los arrabales del mundo en los que reina resucitado por su ensalmo S. M. el Tango”.

De Carlos Montero debemos decir, por último, que, en 1990, fue galardonado con el premio Gardel de Oro, otorgado por el Centro Cultural Argentino del Tango, en Buenos Aires, y que ha sido director y presentador, en Radio Nacional de España, del programa titulado La noche que me quieras.

DISCOGRAFÍA DE CARLOS MONTERO

 De la huella (Movieplay, 1971) • De las raíces (Movieplay, 1973)
 • Tangos a mi manera (Movieplay, 1973)
 • De allá lejos y este tiempo (Movieplay, 1976)
 • Y sigo con los tangos... (Saga, 1987)
 • Con el tango en el bolsillo (Saga, 1989)
 • Perfil de tango (RTVE-RNE, 1990)
 • Tangos a mi manera II (RTVE-RNE, 1990)
 • Naturalmente, tangos (Centro de la Cultura Popular Canaria, 2001)
 • Tangolatría (Sello Autor, 2008)